Dietas sin gluten, suplementos proteicos y alimentación saludable

Hemos visto a famosos en tv o blogueros aficionados a la cocina dando énfasis a la alimentación saludable, sin gluten, junto con una avalancha de productos proteicos en el mercado.
¿Realmente un enemigo a combatir?

La verdad es que si revisamos la evidencia científica, si usted no presenta una sensibilidad al gluten no celíaco o bien una enfermedad celíaca propiamente tal (ambas condiciones debidamente objetivadas por un especialista), no hay demostrado ningún beneficio para la salud o para prevenir alguna enfermedad específica, el hecho de consumir un alimento libre de gluten. Es otra moda más inútil, que sólo confunde, hace que los consumidores gasten el doble comprando productos “gluten free” y además muchos se privan de grupos de alimentos, como los cereales, por ejemplo pensando que todos contienen gluten (en este grupo el arroz salvaje, el trigo sarraceno, la quínoa, el amaranto no lo contienen por ejemplo). Además se ha instalado la falsa idea que para bajar de peso es mejor consumir alimentos sin gluten, situación que no deja de ser otro mito derivado de esta obsesión por el pobre y noble gluten.

En la misma línea de los mitos y falsas creencias, es cada vez más frecuente ver tiendas, habitualmente asociadas a gimnasios que promocionan suplementos proteicos y bebidas isotónicas para recuperar masa muscular.

Cuando usted hace una rutina deportiva o de ejercicios pierde calorías (provenientes de los carbohidratos), no pierde proteínas. Ningún trabajo científico con peso estadístico ha mostrado beneficios salvo algunos marginales en casos puntuales de deportistas de élite y olímpicos que dista mucho de la realidad cotidiana. Con una alimentación adecuada y una hidratación con agua según la necesidad individual basta y sobra. Además por la alimentación actual la ingesta proteica diaria es bastante elevada con respecto a los requerimientos diarios recomendados. Esas bebidas isotónicas, con PH neutro y otra serie de supuestos beneficios no tienen soporte científico.

Comer proteínas post ejercicio para recuperar musculatura (ventana anabólica), no tiene sustento en los trabajos científicos. No corra post GYM a comerse un huevo, no será más musculoso.

En Europa se ha detectado que sobre el 48% de los suplementos proteicos tienen sustancias ocultas potencialmente dañinas (anabólicos por ejemplo). Cito al Dr. Maughan, presidente del American College of Sports Medicine quien resumió las reglas de los suplementos:

1) Si el suplemento funciona, probablemente esté prohibido.

2) Si el suplemento no está prohibido probablemente no funcione.

Hay actualmente deportistas olímpicos vegetarianos y veganos con óptimos rendimientos sin necesidad de usar estos batidos proteicos ni menos consumir una sobrecarga proteica animal.

En este Macondo nutricional en donde nos movemos, lleno de mitos, realismo mágico, marketing y fraudes disfrazados de ciencia, urge mostrar la evidencia científica y lo probado en forma seria y sistemática.

No pague de más por productos sin gluten, no compre esos grandes envases de suplementos proteicos que no traen beneficios. Vuelva al sentido común, haga deportes junto con un estilo de vida saludable y alimentación adecuada. Duerma tranquilo, todos sus nutrientes los obtendrá en forma natural por sus alimentos.

de www.contactosalud.cl

Relacionados: https://www.facilfood.cl/espirulina-el-super-alimento

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal de la mujer chilena que busca reinventarse, crecer, emprender y aprovechar su tiempo libre. Buscamos apoyar el desarrollo integral de nuestras seguidoras con temas como: tendencias, salud femenina, cursos online, mujeres emprendedoras, psicología femenina y autoayuda. Tips de belleza, vida de separadas, asesoría legal para mujeres, emprendimientos, panoramas, sexualidad y mucho más.

Escríbenos a contacto@demujeres.cl – tienda@demujeres.cl