Si no pudimos ser pareja, ¿Podemos ser buenos papás?, ¿Cómo lograrlo?

La separación y posteriormente un divorcio es un terremoto dentro de un grupo familiar, se pierden confianzas, y generalmente los padres dejan de hablarse por un tiempo, dañando en lo más profundo a los hijos. Aquí resulta importante el bien mayor que es la salud y bienestar de los menores y luchar en conjunto por ser una familia a pesar que sea en dos casas distintas, a continuación algunos consejos:

-Una cura para el corazón

Un divorcio es una pérdida y por eso debe manejarse como un duelo. Nada de frases al estilo de: “Estoy perfecta, ese no significó nada para mí”, “¿A quién le importa que se haya ido? Yo estoy feliz”, “Voy a celebrar que por fin me separé”…

Lo mejor es darse la oportunidad de pasar por todas las etapas: negación, ira, depresión y aceptación. Pero no tomar mucho tiempo, ya que los hijos sufren ante este escenario familiar. La idea es buscar maneras que ayuden a reparar las emociones pronto; así será más sencillo para los dos pasar de ser unos padres divorciados a unos buenos papás.

¡Que reine la paz!

Hacer frente a una separación resulta más fácil si se aprende a llevar bien. Las disputas después de una ruptura son muy negativas para los niños, especialmente si ellos quedan en el medio; esto hace que sea mucho más complicado superarlo. Por eso, independientemente de los problemas de pareja, la misión es proporcionarles un ambiente pacífico a los hijos.

-Tiempo: ¿50 – 50?

Uno de los primeros temas en ponerse de acuerdo es en cómo se repartirá el tiempo con los hijos. Se debe partir de la base de que no existe una medida ideal. Lo cierto es que los niños y jóvenes tienen el derecho de estar con cada uno de sus padres y nunca se les debe prohibir el poder hacerlo.

-Ojo con la disciplina

Si no lograron ponerse de acuerdo cuando eran esposos, menos lo van a hacer si están separados y más aún cuando se trata de establecer reglas. Pues resulta que podría sorprenderlos el hecho de descubrir que, como ya no existe la presión de una relación, les resultará más sencillo hablar de normas. En todo caso, este es un punto vital y tal vez en el que más fallan los padres.

karen quezada

Periodista

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal de la mujer chilena que busca reinventarse, crecer, emprender y aprovechar su tiempo libre. Buscamos apoyar el desarrollo integral de nuestras seguidoras con temas como: tendencias, salud femenina, cursos online, mujeres emprendedoras, psicología femenina y autoayuda. Tips de belleza, vida de separadas, asesoría legal para mujeres, emprendimientos, panoramas, sexualidad y mucho más.

Escríbenos a [email protected] – [email protected]