La depresión es una enfermedad. Tremendo reconocimiento!

Quizá te has sentido sin ganas de levantarte, desmotivada, no concilias el sueño o despiertas a media noche. Estás triste y con ganas de llorar por todo o por nada. La depresión es una enfermedad real, severa y frecuente.

A veces estás ansiosa o hiperreactiva, como dicen los especialistas, o pasas de la alegría al enojo en unos minutos, lloras sin saber por qué… Pero, deprimida yo? Nooooo…

Cuando reconocemos que en algún momento de la vida sentimos alguno de estos síntomas, algunas fuimos a un psiquiatra o a un psicólogo. Al primero para obtener una medicación que nos ayude a sobrellevar el momento y al segundo para conversar y ver cómo podemos solucionar los temas pendientes, avanzar en lo que nos ayude, dejando atrás las penas, los miedos, los temores de niña. Tantas cosas…

Lo importante es que si te has sentido deprimida, comprendes a otras mujeres que viven esta situación, no juzgas, no culpas. Si es tu hermana, tu madre o tu hija, jamás debemos olvidar que los estados depresivos existen y que podemos salir de ellos.

Tipos de Depresión

Existen distintos tipos de depresión: las estacionales, las producidas por hechos puntales, por pérdida de un ser querido, porque los hijos ya no están; porque tu relación de pareja ya no es la misma que hace algunos años atrás, porque estás sin trabajo, o las conocidas depresiones postparto. También las hay profundas, al no solucionar deudas de la infancia, miedos, fobias e inseguridades. Todas tienen tratamiento, tradicionales y alternativos.

Lo importante es que te atrevas a reconocer que te sientes mal y también saber que puedes seguir adelante. Que siempre tenemos apoyo, ya sea en la familia o en nuestro círculo de amistades y también profesional.

Los Fármacos

La ayuda farmacológica, en algunos casos es imprescindible, y es importante que un especialista detecte la depresión a tiempo. Los medicamentos para ayudarte a salir de una depresión son variados y únicos para tu situación, por lo cual auto medicarse o tomar lo que te dice una amiga, no es para nada recomendable.

En otros casos solo bastará con cambiar la mirada hacia pensamientos y sentimientos positivos, que te empoderen y permitan salir de un momento puntal en que lo estás pasando mal.

Siempre conversa con quienes quieres y con quienes te quieren, respecto de cómo te sientes. Hoy existen muchas terapias alternativas que te pueden ayudar a ver la vida con otros ojos.

Por el momento, si atraviesas un mal momento, apóyate en la música que te levanta, vuelve a leer tu libro favorito, camina descalza sobre el pasto, toma un baño de sol. Quizá puedes hacer un viaje para conocer un lugar nuevo. Darte tiempo para ti.

Rodéate de personas positivas. Concentra tu energía, medita, haz lo que siempre soñaste.

En esto de la depre no existen recetas mágicas. Cada una sabe el momento que está atravesando y todas tenemos derecho a pedir ayuda. Tú también.

Agradecer cada día por lo más mínimo, aunque no lo sea, respirar, vivir, ser. Agradecer suele ser uno de los mecanismos más motivadores para salir adelante.

Confía en ti. Puedes hacerlo.

Carolina Silva Weiss
Periodista – Licenciada en Ciencias Sociales y Marketing.
El compromiso con el desarrollo integral de la mujer chilena, en todos sus aspectos motiva mi ejercicio diario. Respetuosa de la naturaleza y dedos verdes. Reciclar, reutilizar y reducir es parte de mi día a día. Amante de la vida y de conocer lugares nuevos.
Regionalista, emprendedora y con una mochila grande de experiencias bien vividas.