El Dinero y La Mente

La primera vez que vi “El Secreto” me entusiasmó e intrigó, pero no me convenció.

Me quedó dando vuelta todo el proceso de manifestación, es decir, el proceso de cómo se tangibilizan aquellas cosas que queremos atraer a nuestras vidas. Y lo encontraba demasiado “misticósmico”. Eso del dinero y la mente.

Hasta que empecé a estudiar los temas relacionados con la abundancia y si había una cosa que se repetía TODO EL TIEMPO en los argumentos de distintos autores, investigadores y gurús, era el PROCESO DE MANIFESTACIÓN:

                                                                  P S A R

¿Qué significa esto?

Voy a partir por la R. La R significa RESULTADOS. Y en el contexto del proceso de manifestación es la última parte, cuando se concretiza, materializa algo. Lo complejo es que los resultados pueden ser “buenos” o “malos” (lo pongo entre comillas, porque si algo es bueno o malo es relativo), dependiendo de qué es lo que esperabas.

Me refiero a que a veces queremos lograr algo, cualquier cosa, desde ir al gimnasio todos los días a vivir en Bali y no lo conseguimos 🙁 Entonces interpretamos que el resultado fue malo. Y lo interesante es que cuando no conseguimos lo que queremos, además de frustrarnos, le echamos la culpa a un montón de situaciones o personas que, en realidad, no tienen nada que ver… De hecho, se llaman excusas: que hace mucho frío como para ir al gym, que dormí mal, que estoy cansada, que comí poco anoche y no tengo energía y tantas más. ¿Te pasa?

Lo interesante de este proceso de manifestación, es que los resultados son solo una parte y muchas personas no saben que hay otras fuerzas que están operando, más allá de lo tangible… Y ahí es donde entra este proceso:

TUS PENSAMIENTOS INFLUYEN EN TUS SENTIMIENTOS, TUS SENTIMIENTOS INFLUYEN EN TUS ACCIONES, Y TUS ACCIONES INFLUYEN EN TUS RESULTADOS.

Lo que piensas sobre el dinero va a afectar el cómo te sientes sobre él y cómo te sientes va a afectar tus resultados.

Por eso es que en mi primera columna para DeMujeres hablé sobre las creencias limitantes. (puedes leer esa columna en http://demujeres.cl/hablar-sobre-la-plata/), porque están en la base de los resultados que tenemos hoy.

Los pensamientos sobre el dinero pueden ser limitantes o empoderadores, y se transforman en creencias porque son inconscientes y ya no las “vemos”. Nos manejan sin que nos demos cuenta al influir en nuestros sentimientos.

Fíjate que estos dos componentes, pensamientos y sentimientos. Son internos, no están en el mundo físico, pero son muy potentes. Son como las raíces de un árbol… No se ven, pero determinan cómo será el árbol, y más importante aún, cómo serán sus frutos.

¿Ves la importancia de que trabajes tus creencias sobre el dinero? (y muchas otras cosas más si quieres cambiar lo que estás obteniendo en relación a los hombres, la salud; la relación con tus hijos, el bienestar, los extranjeros, la moda, los animales, las nanas y un laaaaargo etcétera).

No puedes pretender cambiar tus resultados, tus frutos, si no trabajas en tus creencias antes. Estas van a determinar cómo te sientes sobre la plata y esa parte emocional siempre prima ante la acción… y la acción es la conexión entre el mundo interno y el mundo externo, es decir, es lo que finalmente determinará tus resultados.

Esto no sería un artículo mío si no tuviera tips ¿no?

Si realmente estás dispuesta a mejorar tus resultados, empieza a mirar, descubrir tus creencias, escúchate y escucha qué se dice en tu familia sobre el dinero, porque esa es la fuente de muuuuchas de nuestras creencias.

PASO 1

Durante 3 días (ideal viernes, sábado y domingo, te da más variedad de personas con quienes rodearte) haz una lista de al menos 20 creencias limitantes sobre la plata que escuches en tu mente, o a ti misma diciéndolas o a personas de tu círculo, por ejemplo:

  1. Es mala educación hablar de plata
  2. La plata es sucia
  3. Desde que le empezó a ir bien, se puso imbécil

PASO 2

Jerarquiza tu lista, ordena las creencias limitantes que encontraste, de más relevante a menos relevante. Esto es muy intuitivo, pero algunos criterios que puedes usar para la “relevancia” son: qué tan arraigada tienes esa creencia, si la aprendiste de alguien que es muy importante para ti, si te escuchas repitiéndola varias veces en una semana, etc.

PASO 3

Elige las 5 primeras y con espíritu de Sherlock Holmes míralas, investiga de dónde vienen, de dónde las aprendiste, quién decía eso mismo cuando eras chica.

PASO 4

En otra hoja prepara 3 columnas. En la columna de la izquierda escribe de título “creencia limitante”. En la del centro “impacto negativo”. En la de la derecha “reformulación realista”.

En la columna de la derecha lista las 5 creencias limitantes hacia abajo, dejando espacio entre ellas.

En la del centro escribes ejemplos de cómo te ha impactado negativamente vivir con esa creencia.

En la de la derecha, escribes: te doy las gracias creencia y ahora te cambio por una más realista y empoderadora _______________________________________y escribes una creencia más empoderadora sobre el mismo punto de la limitante.

PASO 5 (opcional)

Mira mi post de Instagram @mindset_prospero donde hablo del proceso de manifestación y escríbeme qué creencias encontraste y cómo las vas a cambiar!!!

Prosperidad pal que lee.

Caro Molina

 

¡​​Creo que es posible vivir una vida soñada! Creo que hay que diseñarla, planificarla y generar los movimientos para que la vida sea “para uno” en vez de que la vida “nos pase”. Creo en la felicidad y en la abundancia, y mi deseo para ti y para mí es que tengamos un mindset próspero en nuestro paso por este mundo.

Sígueme en @mindset_prospero
Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Portal de la mujer chilena que busca reinventarse, crecer, emprender y aprovechar su tiempo libre. Buscamos apoyar el desarrollo integral de nuestras seguidoras con temas como: tendencias, salud femenina, cursos online, mujeres emprendedoras, psicología femenina y autoayuda. Tips de belleza, vida de separadas, asesoría legal para mujeres, emprendimientos, panoramas, sexualidad y mucho más.

Escríbenos a [email protected] – [email protected]