AUSENCIA DE SEXO EN LA PAREJA: EFECTOS COLATERALES

Si bien el sexo en la pareja no es lo más importante, sí puede llegar a ser un factor decidor en el éxito de ésta, ya que contribuye al bienestar físico y sicológico de los individuos.

Es sabido que mantener relaciones sexuales con frecuencia mejora notablemente la calidad de vida y la relación de pareja. Si no se mantienen con cierta periodicidad, lo más probable es que manifestemos insomnio, por lo tanto mal humor, suben los niveles de colesterol y, hasta podemos cometer infidelidad, entre otras cosas.

La comunicación en la pareja es fundamental para que se llegue a una buena relación. Este factor está fuertemente ligado con la intimidad que tengan, ya que evita distintos sentimientos que fortalecen la unión de la pareja. Por el contrario, cuando existe ausencia, se generan una serie de conflictos como:

Infelicidad:

Lo más básico es que durante la relación se liberan endorfinas, hormona de la felicidad, la que permite aliviar varios dolores y genera una sensación de bienestar. En resumen, cuando se mantienen relaciones sexuales frecuentes, somos más felices y alimentamos la unión de pareja.

Estrés:

El sexo es uno de los mejores inductores del sueño, por lo que si lo practicamos en la noche, dormiremos mejor y dejaremos de sufrir insomnio. El buen descanso es una necesidad básica que ayuda a sentirse relajado y alejarse del estrés.

Mal humor:

Siguiendo con el factor anterior, si dormimos bien, despertaremos de mejor ánimo, menos irritables y felices, por lo que la relación de pareja tendrá mejor comunicación.

Frustración:

Cuando las parejas carecen de intimidad se puede llegar a la frustración, aumentando la sensación de culpa, lo que provoca inestabilidad emocional, mala comunicación, sentimientos de rechazo y, podría llegar hasta la infidelidad y ruptura.

Depresión:

La ausencia de relaciones sexuales o el bajo deseo del mismo, puede gatillar una depresión, tanto en hombres como en mujeres y llevar a ciclos nocivos en la pareja.

Baja autoestima:

Cuando hay carencia de sexo en una pareja, ésta se debilita, porque aumenta la inseguridad en sí mismo.

Factor de liberación:

Las relaciones sexuales sirven para desahogarse y la ausencia de éstas, genera en los individuos que conforman la pareja problemas para enfrentarse a las situaciones estresantes y a la resolución de los conflictos. Esto quiere decir que afecta en la capacidad de comunicación, área fundamental para el éxito de la pareja.

Estos son sólo algunas de las consecuencias que tiene la falta de sexo, puesto que se han detectado una serie más de ellas en lo físico, como el aumento en las posibilidades de padecer problemas cardíacos, disminuye el sistema inmunológico y en los hombres aumenta el cáncer de próstata, entre otras.

Es decir, tener relaciones sexuales con frecuencia provoca satisfacción personal y mutua, termina con el desánimo y apatía en la comunicación, con la rutina, aburrimiento y desinterés, lo que afecta directamente en la calidad de vida de las personas y buenos resultados en la pareja.

Sin comentarios aún

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Bienvenidos a nuestro nuevo Sitio Web!
Subscríbete a nuestro Newsletter
¡Volvimos renovadas! Te invitamos a conocer nuestra nueva casa.
Enviar
close-link